Cristina Lama Exposición en La Caja China.
Feature image

Otras Obras

Cristina Lama

Hay un cambio primordial en esta exposición de Cristina Lama (Sevilla, 1977) que resulta fundamental para entender la serie de obras que ahora presenta en La Caja China: ha empezado a utilizar el óleo cuando siempre había trabajado con acrílico, un importante giro que conlleva resultados novedosos.

Sin abandonar su característico estilo, se recrea ahora en los valores propios de la técnica y relega a un segundo nivel la temática, que pasa a ser un recurso abierto para experimentar con la pintura. Han desaparecido los personajes que antes poblaban sus cuadros y ahora apenas vislumbramos partes de algunos de ellos (una mano que fuma, un torso desnudo, una pierna estirada), ganando mucho más protagonismo los fondos, que van superponiendo capas hasta encontrar la tensión adecuada de las formas y el clímax preciso de color.

Los resultados obtenidos con el viraje son más que satisfactorios. Acostumbrada a la premura del acrílico, el óleo le resulta cómodo y le permite mayor variedad de matices. Los motivos que pueblan sus telas están sacados de la vida cotidiana y detentan una especial sensibilidad, muy sutil, vinculada con su condición de mujer. Sin caer en la militancia feminista y evitando las tentativas de género, el trabajo de Cristina Lama destila autenticidad y no posee trucajes ni segundas intenciones.

Muchas de las imágenes son fragmentos rescatados de su entorno próximo, detalles inadvertidos que convierte en improvisados bodegones de una delicada emotividad. En general, una pintura más pausada que en etapas anteriores, que ha rebajado su dramatismo y ganado en serenidad.

.

.

2014 La Caja China . by APS